Saltar al contenido
Tecnicas de aprendizaje

Qué saber sobre la psicoterapia

Psicoterapia es un término general que se utiliza para describir el proceso de tratamiento de trastornos psicológicos y angustia mental a través del uso de técnicas verbales y psicológicas. Durante este proceso, un psicoterapeuta capacitado ayuda al cliente a abordar problemas específicos o generales como una enfermedad mental particular o una fuente de estrés vital.

Dependiendo del enfoque utilizado por el terapeuta, se puede utilizar una amplia gama de técnicas y estrategias. Sin embargo, casi todos los tipos de psicoterapia implican desarrollar una relación terapéutica, comunicarse y crear un diálogo, y trabajar para superar pensamientos o comportamientos problemáticos.

La psicoterapia es cada vez más vista como una profesión distinta por derecho propio, pero muchos tipos diferentes de profesionales se dedican a la psicoterapia regularmente. Tales individuos incluyen psicólogos clínicos, psiquiatras, consejeros, terapeutas matrimoniales y familiares, trabajadores sociales, consejeros de salud mental y enfermeras psiquiátricas.

Tipos de Psicoterapia

Cuando muchas personas escuchan la palabra psicoterapia, inmediatamente se imaginan a un paciente acostado en un sofá hablando mientras un terapeuta se sienta en una silla cercana anotando pensamientos en un bloc de notas amarillo. En realidad hay una variedad de técnicas y prácticas utilizadas en la psicoterapia. El método exacto utilizado en cada situación puede variar en función de una variedad de factores, incluyendo la formación y el fondo del terapeuta, las preferencias del cliente y la naturaleza exacta del problema actual del cliente.

Algunos de los principales enfoques de la psicoterapia incluyen:

Terapia psicoanalítica: Mientras que la psicoterapia se practicaba en varias formas tan atrás como la época de los antiguos griegos, recibió su comienzo formal cuando Sigmund Freud comenzó a usar terapia de conversación para trabajar con pacientes. Algunas de las técnicas comúnmente utilizadas por Freud incluían el análisis de la transferencia, la interpretación del sueño y la libre asociación. Este enfoque psicoanalítico implica profundizar en los pensamientos y experiencias pasadas de un paciente para buscar pensamientos, sentimientos y recuerdos inconscientes que puedan influir en el comportamiento.

Terapia Conductual: Cuando el conductismo se convirtió en una escuela de pensamiento más prominente durante la primera parte del siglo XX, técnicas como los diferentes tipos de acondicionamiento comenzaron a desempeñar un papel importante en la psicoterapia. Si bien el comportamiento puede no ser tan dominante como antes, muchos de sus métodos siguen siendo muy populares hoy en día. La terapia conductual a menudo utiliza el acondicionamiento clásico, el condicionamiento de operandos y el aprendizaje social para ayudar a los clientes a alterar los comportamientos problemáticos.

Terapia humanista: A partir de la década de 1950, la escuela de pensamiento conocida como psicología humanista comenzó a tener una influencia en la psicoterapia. El psicólogo humanista Carl Rogers desarrolló un enfoque conocido como terapia centrada en el cliente, que se centró en el terapeuta mostrando una consideración positiva incondicional hacia el cliente. Hoy en día, los aspectos de este enfoque siguen siendo ampliamente utilizados. El enfoque humanista de la psicoterapia se centra en ayudar a las personas a maximizar su potencial. Tales enfoques tienden a enfatizar la importancia de la autoexploración, el libre albedrío y la autorrealización.

Terapia Cognitiva: La revolución cognitiva de la década de 1960 también tuvo un gran impacto en la práctica de la psicoterapia, ya que los psicólogos comenzaron a centrarse cada vez más en cómo los procesos de pensamiento humano influyen en el comportamiento y el funcionamiento. La terapia cognitiva se centra en la idea de que nuestros pensamientos tienen una poderosa influencia en nuestro bienestar mental. Por ejemplo, si tiendes a ver los aspectos negativos de cada situación, probablemente tendrás una perspectiva más pesimista y un estado de ánimo general más sombrío. El objetivo de la terapia cognitiva es identificar las distorsiones cognitivas que conducen a este tipo de pensamiento y reemplazar tales pensamientos con otros más realistas y positivos. Al hacerlo, las personas son capaces de mejorar sus estados de ánimo y bienestar general.

Terapia cognitivo-conductual: El enfoque conocido como terapia cognitivo-conductual (TCC) es un tipo de tratamiento psicoterapéutico que ayuda a los pacientes a entender los pensamientos y sentimientos que influyen en los comportamientos.La TCC se utiliza comúnmente para tratar una amplia gama de trastornos incluyendo fobias, adicción, depresión, y la ansiedad. La TCC es un tipo de psicoterapia que implica técnicas cognitivas y conductuales para cambiar los pensamientos negativos y los comportamientos maladaptivos. Este enfoque implica cambiar los pensamientos subyacentes que contribuyen a la angustia y modificar los comportamientos problemáticos que resultan de estos pensamientos.

Formatos de psicoterapia

La psicoterapia también puede tomar una serie de formatos diferentes dependiendo del estilo del terapeuta y las necesidades del paciente. Algunos que puede encontrar incluyen:

  • Terapia individual, que consiste en trabajar uno a uno con un psicoterapeuta.
  • Terapia de pareja, que involucra a un terapeuta trabajando con una pareja para ayudar a mejorar el funcionamiento de las dos parejas en su relación.
  • Terapia familiar, que se centra en mejorar la dinámica dentro de las familias y puede incluir a varias personas dentro de una unidad familiar.
  • Terapia grupal, que involucra a un pequeño grupo de individuos que comparten un objetivo común. Este enfoque permite a los miembros del grupo ofrecer y recibir apoyo de otros, así como practicar nuevos comportamientos dentro de un grupo de apoyo y receptivo.

Los 9 mejores programas de terapia en línea

Algunas cosas a considerar antes de probar la psicoterapia

Hay una serie de problemas o preocupaciones tanto para los terapeutas como para los clientes. Al seleccionar un terapeuta, considera si te sientes cómodo divulgando información personal al terapeuta. También debe evaluar las calificaciones del terapeuta, incluyendo el tipo de título que posee y los años de experiencia.

Las personas que proporcionan psicoterapia pueden tener varios títulos o títulos diferentes. Algunos títulos como “psicólogo” o “psiquiatra” están protegidos y tienen requisitos educativos y de licencia específicos. Algunas de las personas que están calificadas para realizar psicoterapia incluyen psiquiatras, psicólogos, consejeros, trabajadores sociales con licencia y enfermeras psiquiátricas avanzadas.

Al proporcionar servicios a los clientes, los psicoterapeutas deben considerar cuestiones como el consentimiento informado, la confidencialidad del paciente y el deber de advertir. El consentimiento informado implica notificar a un cliente todos los riesgos y beneficios potenciales asociados con el tratamiento. Esto incluye explicar la naturaleza exacta del tratamiento, los posibles riesgos, costos y las alternativas disponibles.

Debido a que los clientes con frecuencia discuten temas que son altamente personales y sensibles en la naturaleza, los psicoterapeutas tienen la obligación legal de proteger el derecho de un paciente a la confidencialidad. Sin embargo, un caso en el que los psicoterapeutas tienen derecho a violar la confidencialidad del paciente es si los clientes representan una amenaza inminente para ellos mismos o para otros. El deber de advertir da a los consejeros y terapeutas el derecho a violar la confidencialidad si un cliente representa un riesgo para otra persona.

¿Qué tan eficaz es la psicoterapia?

Una de las principales críticas contra la psicoterapia es la que pone en tela de juicio su eficacia. En un estudio temprano y frecuentemente mencionado, el psicólogo Hans Eysenck encontró que dos tercios de los participantes mejoraron o se recuperaron por su cuenta dentro de dos años, independientemente de si habían recibido psicoterapia.

Sin embargo, en un metanálisis que examinó 475 estudios diferentes, los investigadores encontraron que la psicoterapia era eficaz para mejorar el bienestar psicológico de los clientes. En su libro The Great Psychotherapy Debate, el estadístico y psicólogo Bruce Wampold informó que factores como la personalidad del terapeuta, así como su creencia en la eficacia del tratamiento jugaron un papel en el resultado de la psicoterapia. Sorprendentemente, Wampold sugirió que el tipo de terapia y la base teórica del tratamiento no tienen un efecto en el resultado.

El desacuerdo ha motivado a los investigadores a seguir examinando y estudiando la eficacia de la psicoterapia.

Cómo saber si necesita psicoterapia

Si bien es posible que te des cuenta de que la psicoterapia puede ayudar con los problemas de la vida, a veces puede ser difícil buscar ayuda o incluso reconocer cuándo es el momento de hablar con un profesional.

Una cosa clave a recordar es que cuanto antes busque ayuda, más pronto comenzará a experimentar alivio. En lugar de esperar hasta que los síntomas se descontrolen, debes considerar recibir ayuda tan pronto como empieces a reconocer que podría haber un problema.

Algunos signos clave de que podría ser el momento de ver a un psicoterapeuta incluyen:

  • El problema está causando una angustia o perturbación significativa en su vida. Si sientes que el problema que enfrentas interrumpe una serie de áreas importantes de tu vida, incluyendo la escuela, el trabajo y las relaciones, puede ser el momento de ver si la psicoterapia puede ayudar.
  • Usted está confiando en mecanismos de afrontamiento insalubres o peligrosos. Si te encuentras lidiando con tu problema fumando, bebiendo, comiendo en exceso o sacando tus frustraciones con los demás, buscar ayuda puede ayudarte a encontrar estrategias de afrontamiento más saludables y beneficiosas.
  • Amigos y familiares están preocupados por su bienestar. Si ha llegado a un punto en el que otras personas están preocupadas por su salud emocional, puede ser el momento de ver si la psicoterapia puede mejorar su estado psicológico.
  • Nada de lo que has intentado hasta ahora ha ayudado. Has leído libros de autoayuda, explorado algunas técnicas sobre las que lees en línea, o incluso has intentado ignorar el problema, pero las cosas parecen estar manteniéndose igual o incluso empeorando. Sólo recuerda que no tienes que esperar hasta que tus problemas se vuelvan tan abrumadores que enfrentar parece imposible. La ayuda está disponible y cuanto antes llegues, más pronto volverás a un estado mental más saludable y feliz.

Elegir una técnica terapéutica y terapeuta

Si sientes que tienes un problema que podría beneficiarse de la psicoterapia, el primer paso podría ser discutir tus preocupaciones con tu médico de atención primaria. El médico puede comenzar descartando primero cualquier enfermedad física que pueda estar contribuyendo a los síntomas. Si no se encuentra ninguna otra causa, el médico puede derivarte a un profesional de salud mental que esté calificado para diagnosticar y tratar los síntomas que estás experimentando.

Los síntomas a menudo desempeñan un papel en el tipo de tratamiento y el tipo de terapeuta que elijas. Si el médico sospecha que tienes problemas que podrían requerir el uso de medicamentos recetados además de la psicoterapia, puede derivarte a un psiquiatra. formación específica en el tratamiento de afecciones psicológicas y psiquiátricas.

Si los síntomas sugieren que podrías beneficiarte de algún tipo de terapia de conversación sin la adición de medicamentos recetados, es posible que te deriven a un psicólogo o consejero clínico.

Las referencias de amigos y familiares también pueden ser una excelente manera de encontrar un terapeuta que pueda ayudarte a abordar tus preocupaciones. Sin embargo, la psicoterapia es tanto un arte como una ciencia. Si las cosas no parecen estar funcionando, o simplemente no pareces “hacer clic” con tu terapeuta actual, no tengas miedo de buscar a otros profesionales hasta que encuentres a alguien con quien puedas conectarte.

A medida que evalúe a cualquier psicoterapeuta, considere algunas de las siguientes preguntas:

  • ¿El terapeuta parece profesional y calificado?
  • ¿Te sientes cómodo compartiendo tus sentimientos y experiencias?
  • ¿Te gusta el estilo conversacional del terapeuta?
  • ¿Está satisfecho con el alcance de su interacción con el terapeuta?
  • ¿Parece entender lo que sientes?

Una palabra de Verywell

La psicoterapia puede venir en muchas formas, pero todas están diseñadas para ayudar a las personas a superar problemas psicológicos y vivir una vida mejor.Si sospechas que puedes estar experimentando los síntomas de un trastorno psicológico o psiquiátrico, considera buscar una evaluación de un psicoterapeuta capacitado y experimentado que esté calificado para evaluar, diagnosticar y tratar tales afecciones. Usted puede cosechar los posibles beneficios de la psicoterapia, incluso si usted simplemente siente que hay algo “apagado” en su vida que podría mejorarse consultando con un profesional de salud mental.