Saltar al contenido
Tecnicas de aprendizaje

¿Qué es el desplazamiento en Psicología?

El desplazamiento es un mecanismo de defensa psicológica en el que los sentimientos negativos se transfieren de la fuente original de la emoción a una persona u objeto menos amenazante. Las emociones negativas provocadas hacia la fuente de los sentimientos se redirigen hacia un sustituto más impotente. Este objetivo puede tomar la forma de una persona o incluso un objeto. Esta defensa permite al individuo actuar sus emociones de una manera que reduce las posibilidades de repercusiones negativas.

La agresión desplazada es uno de los ejemplos clásicos de esta defensa. Cuando las personas se sienten enojadas pero no pueden dirigir esa ira hacia la fuente de su frustración, transfieren esos sentimientos a otra persona o a otra cosa. Una persona que se enoja con su profesor, por ejemplo, puede volver a casa y sacar su ira hacia su cónyuge. El cónyuge puede, a su vez, desplazar esta ira hacia sus hijos, que luego se quitan sus frustraciones unos sobre otros.

Mecanismo de Defensa

Cuando las personas experimentan emociones o impulsos negativos, a menudo buscan diferentes maneras de lidiar con estos sentimientos no deseados. A veces las personas son conscientes de sí mismas haciendo esto, pero en muchos casos, se lleva a cabo sin conciencia consciente.

Los mecanismos de defensa son una forma de reducir la ansiedad y restablecer el equilibrio. Estas defensas operan inconscientemente para ayudar a reducir la ansiedad de las cosas que la gente encuentra amenazantes o inaceptables. Si bien los sentimientos o impulsos inconscientes pueden estar fuera de la conciencia, todavía pueden influir en el comportamiento y crear ansiedad para el individuo.

En el caso del desplazamiento, los impulsos no deseados son “desplazados” o desplazados de la fuente original de la ansiedad a algo que representa menos de una amenaza.

Reaccionar a la amenaza original puede ser inaceptable o incluso peligroso, por lo que la persona debe encontrar un sujeto menos amenazante para actuar como una salida para sus frustraciones.

Cómo funciona

Imagínese que tuvo un mal día en el trabajo y fueron reprendidos por su gerente. Desahogar tu ira o frustración con tu jefe no solo sería imprudente, sino que también podría llevarte a perder tu trabajo. En su lugar, retienes tus emociones hasta que llegas a casa del trabajo, donde desatas tus frustraciones en tu compañero de cuarto desprevenido, gritándole por una irritación muy leve.

Tus sentimientos de ira finalmente se liberan pero de una manera bastante indirecta. Las consecuencias de gritarle a su compañero de cuarto son probablemente menos graves que las de gritarle a su gerente o compañeros de trabajo.

El objeto o persona que se convierte en el sujeto de estos sentimientos de desplazamiento puede variar, pero por lo general se elige porque son menos amenazantes o incluso completamente impotentes. Si alguna vez te has sentido molesto por algo y posteriormente sacas tus emociones negativas a un amigo, familiar o incluso a un completo extraño, entonces tienes experiencia de primera mano con este mecanismo de defensa común.

Lo que hay que recordar es que no estás eligiendo conscientemente desahogar tus emociones de esta manera. Es posible que te sientas molesto por algo, cuando alguien a tu alrededor participa en la acción más pequeña que desencadena una efusión repentina de tu agresión. El evento desencadenante, sin embargo, suele ser relativamente insignificante, mientras que su reacción es completamente desproporcionada y superior. A diferencia de las estrategias de afrontamiento consciente que utilizamos para manejar el estrés diario, los mecanismos de defensa funcionan a un nivel completamente inconsciente.

Historia

Fue la hija de Freud, Anna, quien describió por primera vez muchos de los mecanismos de defensa más notables en su libro “El ego y los mecanismos de defensa”. No incluyó el desplazamiento como uno de sus mecanismos de defensa originales.

Más tarde declaró que si bien su lista original esbozaba algunas de las defensas más prominentes, ella creía que estaba lejos de ser definitiva. Aunque no es una de las defensas originales descritas por Freud, el desplazamiento es frecuentemente identificado por los pensadores posteriores como un importante mecanismo de defensa del ego.

En un estudio longitudinal de 70 años, los investigadores encontraron que el uso adaptativo de los mecanismos de defensa tal desplazamiento se asoció con una mejor salud física más adelante en la vida. Los investigadores sugieren que el uso de defensas maduras juega un papel importante en la creación de relaciones sociales sólidas y de apoyo, que luego ayudan a contribuir a mejorar la salud.

Ejemplos de desplazamiento

  • Una mujer es reprendida por su jefe en el trabajo por su pobre desempeño durante una presentación. Después del trabajo, la mujer se detiene en un restaurante local y luego le grita a su camarera por un pequeño error en su pedido.
  • Usted siente que su cónyuge no ha estado ayudando con las tareas del hogar. Cuando sus hijos comienzan a quejarse de hacer sus tareas, usted explota en ira, gritándoles y acusándolos de nunca ayudar en la casa.
  • Un hombre se siente atraído por el mejor amigo de su esposa. Desplaza este deseo inapropiado desarrollando inconscientemente un fetiche sexual para gafas similares a las que usa su esposa amiga.
  • Una mujer pierde su trabajo y está preocupada por poder pagar sus cuentas. Cuando tiene problemas para encontrar un nuevo trabajo, desplaza sus sentimientos de frustración y fracaso en las minorías de su comunidad, culpándolos por su incapacidad para encontrar empleo.

Como se puede ver en los ejemplos anteriores, la ira desplazada es uno de los ejemplos más comúnmente descritos de este mecanismo de defensa. Además de ejemplos de agresión interpersonal desplazada, los prejuicios contra ciertos grupos sociales a veces también están vinculados a esta defensa.

Por ejemplo, la animosidad que los alemanes sintieron hacia los judíos después de la Primera Guerra Mundial puede haber sido un ejemplo de sentimientos desplazados de ira por las ramificaciones económicas de la guerra. En lugar de dirigir estos sentimientos de ira hacia sus propias acciones o su propio gobierno, algunas personas reorientaron su ira hacia objetivos menos amenazantes.

Características

Mientras que el desplazamiento sirve como una manera de redirigir los sentimientos, y podría resultar en eventos potencialmente dañinos, en algunos casos no es necesariamente algo malo. En muchos casos, sirve como una manera de canalizar emociones e impulsos que podrían considerarse inapropiados en puntos de venta saludables si lo usamos de una manera positiva.

El uso de mecanismos de defensa es común y una parte normal del funcionamiento diario. Cuando se usan apropiadamente, defensas como el desplazamiento sirven para protegernos de sentimientos negativos, ayudar a minimizar las decepciones, proteger la autoestima y manejar los niveles de estrés.

Tales mecanismos pueden llegar a ser problemáticos, sin embargo, cuando las personas dependen de ellos demasiado o cuando conducen a comportamientos problemáticos e interacciones con otros.

Al igual que otros mecanismos de defensa, el desplazamiento sirve para ayudarnos a protegernos de la ansiedad. Al ocultar ciertas cosas que son estresantes o inaceptables, estos mecanismos minimizan la ansiedad y protegen el sentido de sí mismos. El uso excesivo de estos mecanismos, sin embargo, a veces está relacionado con la angustia psicológica y el mal funcionamiento.

Hay muchos factores a considerar sobre el uso del desplazamiento como defensa.

Edad

Los niños pequeños tienden a ser más directos en sus sentimientos y, por lo tanto, son más propensos a expresar sus emociones hacia el objetivo original, independientemente de la idoneidad de la respuesta. Un niño de cuatro años, por ejemplo, es mucho más probable que simplemente le grite a un padre cuando está molesto. Un joven de 14 años, por otro lado, podría sacar su frustración peleando con sus hermanos menores.

Intensidad

Los impulsos o sentimientos altamente perturbadores podrían resultar en mayores muestras de emoción hacia el objetivo sustituto. Un impulso altamente inapropiado, como el deseo de golpear a alguien, podría expresarse más adelante en forma de un arrebato emocional altamente cargado, como gritarle a un cónyuge.

Frecuencia

Casi todo el mundo tiene al menos alguna experiencia con la eliminación de emociones negativas en un objetivo secundario, ya sea ser de mal humor con un amigo o luchar contra un cónyuge.Si bien esta reacción es normal de vez en cuando, puede cruzar la línea hacia un comportamiento de maladaptive o incluso abusivo si la persona se basa en este mecanismo de defensa para lidiar con todos sus trastornos emocionales.

Los estudios han encontrado que el desplazamiento como mecanismo de defensa es más común en los hombres que en las mujeres.

Sublimación

El propio Freud creía que un cierto subtipo de desplazamiento conocido como sublimación podría servir como una importante fuente de creatividad e inspiración. Según Freud, la sublimación implica desplazar impulsos sexuales inaceptables hacia actividades no sexuales que son productivas y socialmente aceptables. La sublimación de estos impulsos hacia otras actividades como trabajar o crear proporciona una salida para dicha energía de una manera que sea útil.

Qué puedes hacer

El uso del desplazamiento como mecanismo de defensa es algo que los terapeutas o consejeros pueden abordar en el transcurso de la psicoterapia. También es algo que es posible que desee buscar en su propio comportamiento. Si bien no siempre es perjudicial, la dependencia excesiva de esta forma de defensa puede ser problemática. Hay pasos que puede seguir para asegurarse de que está utilizando el desplazamiento de una manera saludable.

Evaluar

Uno de los primeros pasos es considerar las acciones que podrían deberse al desplazamiento. Esto a menudo puede ser bastante difícil. El desplazamiento no es algo que se pueda ver fácilmente, por lo que a menudo sólo es posible hacer inferencias. Un terapeuta podría hacer esto buscando contradicciones entre tus palabras, el lenguaje corporal u otras señales y tus comportamientos.

Por ejemplo, usted dice que no le importa que su cónyuge tenga que trabajar tantas noches y fines de semana, pero su lenguaje corporal y comportamientos podrían contar otra historia. Usted podría ser de temperamento corto e irritable alrededor de sus hijos cada noche, sacando sus frustraciones en sus hijos en lugar de su cónyuge.

Reflejar

La reflexión es otra estrategia que los terapeutas pueden utilizar a lo largo del tratamiento para ayudar a los clientes a reconocer su propio desplazamiento. El terapeuta puede reflejar los sentimientos del cliente hacia ellos, a menudo de una manera que alienta al cliente a considerar lo que realmente están diciendo. La esperanza es conseguir que el cliente identifique algunas de las otras preocupaciones o preocupaciones ocultas que podrían haber jugado un papel en su comportamiento.

Por ejemplo, una mujer podría expresar su ira contra un compañero de trabajo. Eventualmente, el cliente podría revelar una de sus preocupaciones subyacentes: el nuevo gerente en su oficina no reconoce sus talentos y esfuerzos. En lugar de expresar esta frustración en su jefe (un objetivo inapropiado y más amenazante), ella saca sus frustraciones sobre el compañero de trabajo.

Replantear

Una vez que comience a reconocer casos de desplazamiento insalubre en su propia vida, el siguiente paso es buscar maneras deliberadas de alterar su pensamiento y comportamiento. Cuando te encuentres participando en comportamientos maladaptivos que pueden ser el resultado del desplazamiento, haz un esfuerzo consciente para reenmarcar la situación y busca una salida más saludable para tus sentimientos.

Por ejemplo, si usted está gritando a su cónyuge debido al desplazamiento de sus frustraciones del trabajo, retroceda y tome un momento para recuperar el control. Haz un esfuerzo consciente para redirigir tus sentimientos hacia un objetivo más apropiado. Los puntos de venta alternativos podrían incluir anotar tus sentimientos, hacer ejercicio físico o resolver tus sentimientos a través de un pasatiempo productivo.

Un estudio sugiere que el desplazamiento sigue siendo mal respaldado por evidencia empírica. Sin embargo, los estudios sugieren que los estados de excitación física y emocional tienden a trasladarse de una situación a la siguiente. Podrías impedirte reaccionar en un entorno porque sería socialmente inapropiado, pero tu estado emocional sigue siendo el mismo en situaciones posteriores en las que eres capaz de reaccionar con menos consecuencias sociales.

Una palabra de Verywell

Al igual que otros mecanismos de defensa, el desplazamiento es una forma normal y a menudo saludable de hacer frente a los sentimientos inconscientes que de otra manera podrían resultar en ansiedad.Desafortunadamente, algunos sentimientos desplazados pueden ser destructivos e incluso dañinos, especialmente si estás sacando tus frustraciones sobre personas indefensas a tu alrededor.

A menudo es difícil de reconocer, pero si te encuentras participando en el uso insalubre del desplazamiento, puedes buscar maneras de lidiar con tus sentimientos de maneras más apropiadas.

Formas de lidiar con las emociones negativas