Saltar al contenido
Tecnicas de aprendizaje

Por qué deberías comer caldo de hueso (o los beneficios de comer caldo de hueso)

Salud y Fitness Por Janice Friedman

Los caldos de hueso sórdidos se han utilizado durante siglos, especialmente en la preparación de sopas, guisos, salsas y reducciones. Este suplemento nutritivo se prepara básicamente hirviendo los huesos junto con verduras, carne, y / o especias. Durante el proceso, el líquido se desnata normalmente y, a partir de entonces, los sólidos se eliminan tamizando cualquier líquido restante. El producto resultante a menudo tiene un sabor ligero y una textura delgada.

Aunque el caldo de hueso no es nuevo, recientemente se ha vuelto popular debido al interés académico y científico. Resulta que el caldo de huesoes es extremadamente nutritivo para la salud humana.

Beneficios del caldo de huesos

1) Poder de sanación

Se ha demostrado que el caldo óseo tiene la capacidad de acortar el período de curación entre aquellos que se están recuperando de diferentes enfermedades debido a los muchos nutrientes con propiedades antiinflamatorias (como glicina, prolina y arginina).

La nutrición del caldo óseo también es beneficiosa para aquellos cuyos sistemas inmunitarios se han debilitado. El caldo de hueso de pollo en particular ayuda a curar enfermedades respiratorias. Es rico en cisteína, un aminoácido derivado naturalmente que tiene la capacidad de reducir la mucosidad que se forma en los pulmones. Esto mejora la eliminación de moco excesivo del sistema respiratorio eliminando así las infecciones en el sistema respiratorio.

2) Mejora la función renal

Se propone que alimentarse de nutrientes de caldo óseo como una de las maneras en que se puede mejorar la funcionalidad renal. Este beneficio se extiende hasta el sistema suprarrenal, que también se ha demostrado que depende en gran medida de los nutrientes que se encuentran en la sopa.

En este sentido, aquellos que constantemente sufren de fatiga suprarrenal deben ser alimentados con este suplemento. El caldo óseo suministra a los órganos suprarrenales los nutrientes necesarios para optimizar su trabajo. Los especialistas incluso han seguido adelante para sugerir que la nutrición contiene una matriz nutricional. Esto es útil para parchear cualquier agujero que pueda desarrollarse en los tejidos renales. Estos agujeros a menudo hacen que el órgano funcione muy por debajo de su capacidad.

3) Protección de dientes y huesos

Los huesos y dientes humanos son uno de los principales beneficiarios del consumo de caldo. Curiosamente, los dientes y huesos se componen exactamente de los elementos de venta que se encuentran en el caldo de hueso. Los expertos han atestiguado el hecho de que casi el 65 por ciento de la estructura ósea es fósforo y calcio. Estos son los principales elementos que constituyen los dientes humanos. En circunstancias normales, los ingredientes utilizados en la preparación de caldos se guisaban durante horas. Esto enriquece el producto final con calcio y fósforo. Cualquier persona que tome el caldo está obligado a terminar con una estructura de soporte fuerte, con dientes que pueden resistir la caries o sanar de cualquier caries. La investigación pionera por la Universidad Estatal de Pensilvania muestra que los atletas que toman caldo tienen un menor riesgo de sufrir lesiones.

4) Protección de las articulaciones

El caldo ha sido reconocido como una de las fuentes más ricas de colágeno obtenido naturalmente. Este es un tipo de proteína, que se encuentra principalmente en grandes cantidades en los huesos, cartílagos, ligamentos, tendones, pieles y médula ósea de animales vértebras. Al ser animales vértebras, los huesos y tendones que se encuentran en el cuerpo humano se desgastan con la edad, lo que reduce nuestra flexibilidad. Con la edad, el cartílago humano también disminuye rápidamente debido a los ataques constantes por anticuerpos. Aquellos que están envejeciendo a menudo se les aconseja tomar caldo porque juega un papel importante en la restauración del cartílago. La gelatina, un componente importante en el caldo, también amortigua los huesos, lo que permite movimientos rápidos sin ninguna fricción. Esto es imprescindible en el mantenimiento de huesos sanos durante la vejez.

5) Restauración del intestino

Los caldos contienen un alto porcentaje de gelatina, que es crucial para curar el revestimiento de moco ubicado en el sistema digestivo. El producto es muy recomendable para los pacientes que sufren de intestino con fugas, una condición que impide la digestión adecuada de los alimentos.También hay personas que sufren sensibilidades alimentarias, especialmente hacia el trigo y los productos lácteos. Tomar caldo va un largo camino en la eliminación de tales sensibilidades porque calma el sistema de digestión humana. Cualquier desequilibrio en el sistema digestivo también se erradican cuando se consume este producto. Constituyentes que componen el caldo van un largo camino en ayudar a las bacterias beneficiosas de crecimiento conocido como probióticos en el intestino. Esto a su vez aumenta los niveles de sensibilidad dentro del sistema digestivo. Esto ha sido probado por un informe publicado por el Journal of Clinical Gastroenterology.

6) Mantenimiento de una piel sana

El colágeno, que constituye una gran cantidad de elementos contenidos en el caldo, es útil en la formación de elastina en la piel humana. Es probable que las personas que se alimentan regularmente de caldos se vean mucho más jóvenes y tonificadas que las que no lo hacen. El colágeno ha sido acreditado con tener la capacidad de reducir los signos obvios o el envejecimiento, que por lo general incluyen arrugas y una reducción en la hinchazón, entre otros. Aquellos que consumen caldo regularmente han demostrado el hecho de que sus niveles de celulitis disminuyen después de las primeras semanas, dejando la piel suave y saludable.

7) Mejora el metabolismo y el anabolismo

La alimentación con caldo es una de las formas más puras que se pueden utilizar para obtener glutatión, que es necesaria para la defensa antioxidante, el metabolismo de los instrumentos y el seguimiento de las funciones celulares. Un informe publicado en el Journal of Nutrition señala que los beneficios del glutatión incluyen la regulación de las expresiones génicas, la síntesis de proteínas, la producción de citoquinas y la proliferación de células corporales. El caldo contiene glicina, que es útil en la conversión de glucosa en energía y el suministro constante de antioxidantes que ralentizan el proceso de envejecimiento.

Nutrición de caldo de hueso

El contenido nutricional del caldo depende en gran medida de la edad y la calidad de los ingredientes utilizados. Para obtener los máximos nutrientes, los nutricionistas aconsejan que la carne o los huesos utilizados deben ser de animales que no son demasiado viejos. Los animales viejos a menudo tienen un bajo porcentaje nutricional porque gran parte de ella se gasta. Para entender el valor nutricional del caldo, es necesario tener una visión de los nutrientes que se encuentran en cada componente utilizado.

a) Huesos

Los huesos de los animales tienen una alta cantidad de calcio, sodio, magnesio, azufre, silicio y potasio. Cuando se utilizan en la preparación de la sopa, estos nutrientes se liberan, beneficiando así directamente a aquellos que se alimentan en el producto.

Sorprendentemente, la mayoría de estos elementos son requeridos por el cuerpo en cantidades superiores a 100 miligramos por día. Cada uno de estos minerales juega una función importante en el cuerpo. El calcio es el más beneficioso y más abundante. Aquellos que experimentan deficiencias de calcio deben tomar caldo. Esto es útil en el control del insomnio, raquitismo y enfermedades dentales.

b) Médula ósea

Este es un componente importante en los caldos. Es responsable de enriquecer el suplemento con vitamina A, aceites omega 3 y 6, vitamina K, selenio, boro, hierro y manganeso. Además, la médula derivada de la carne de vacuno y el cordero es rica en CLA. Esto es útil en el tratamiento de trastornos comunes como la enfermedad de Chrohn. Estos minerales y nutrientes también aumentan la ingesta de calcio en el cuerpo y la prevención de la anemia y otros trastornos relacionados con la sangre. La médula ósea también ayuda en el tratamiento de la miotonía atrófica. La riqueza nutricional de la médula ósea pone de relieve los beneficios de comer caldo.

c) Tejido conectivo

Comúnmente encontrados en las carnes utilizadas para hacer caldo, estos tejidos tienen una gran cantidad de glucosamina y condroitina. Los dos componentes son útiles para eliminar la artritis y los dolores articulares. Cuando los tejidos conectivos se cocinan durante la preparación de caldos, el colágeno contenido en ellos generalmente se convierte en gelación. Esto aumenta la producción de glóbulos rojos y hemoglobina. Además, hay un aumento en la fabricación de calcio, absorción y despliegue dentro del cuerpo.Para obtener los máximos beneficios, es aconsejable utilizar partes como patas de pollo y costillas de animales, que tienen un alto grado de glicosaminoglicano.

La forma más fácil de comer caldo de hueso

El caldo de huesos es bastante fácil de encontrar. Se utiliza como base de sopa en muchas sopas. Una sopa en particular es pho.

Pho es un caldo común que se origina en el sudeste asiático. Básicamente, es una sopa de fideos compuesta de caldo, fideos de arroz, algunas hierbas exóticas y carne. Se come comúnmente junto a la carne de res. El hueso de ternera y la médula ósea se utilizan para hacer el caldo en pho. La médula ósea es una rica fuente de gelatina, que aumenta el valor nutritivo general del caldo. Al preparar la delicadeza, es importante elegir los huesos de las piernas porque contienen mucha médula. Incluirlo en última instancia hace que el pho sea nutritivo y delicioso.

Beneficios nutricionales de Pho

La sopa tiene una cantidad notablemente baja de calorías, lo que la hace adecuada para aquellos que desean perder peso. Un plato lleno de pho, por ejemplo, sólo proporciona a aquellos que se alimentan de él con 367 calorías. Pho contiene una cantidad considerable de grasa beneficiosa, que puede ser fácilmente metabolizado por el cuerpo. Por cada plato comido, uno gana un promedio de 4 gramos de grasa insaturada, que está dentro del umbral requerido. La sopa también contiene una cantidad considerablemente alta de fibra. A pesar de este alto contenido de carbohidratos, sólo el 2 por ciento de ella es fibra dietética. Esto explica por qué uno se siente lleno después de comer esta sopa. Se aconseja a los atletas consumir pho debido a su alto nivel de proteína, que ayuda a aumentar la ganancia muscular.

*****

Las sopas se han consumido durante siglos con diferentes propósitos nutricionales. A pesar del hecho de que muchas personas tienden a pasar por alto debido a su largo tiempo de preparación, poco a poco está ganando la aceptación de la corriente principal. Ya es hora de que la gente cambie su percepción hacia los caldos. Esto ayudará a frenar el consumo desenfrenado de alimentos rápidos, algo que está causando muchas complicaciones de salud.

Los beneficios enumerados aquí tendrán que ser estudiados y verificados aún más para ser aceptados por la comunidad científica convencional, como mucho más. Pero los primeros adoptantes y científicos en la vanguardia de la salud nutricional son muy alcistas en los beneficios del caldo de huesos

Janice Friedman