Saltar al contenido
Tecnicas de aprendizaje

Perspectivas en la Psicología Moderna

Hay muchas maneras diferentes de pensar sobre el comportamiento humano. Los psicólogos utilizan una variedad de perspectivas al estudiar cómo las personas piensan, sienten y se comportan. Algunos investigadores se centran en una escuela específica de pensamiento, como la perspectiva biológica, mientras que otros toman un enfoque más ecléctico que incorpora múltiples puntos de vista. No hay una sola perspectiva que sea “mejor” que otra; cada uno simplemente hace hincapié en diferentes aspectos del comportamiento humano.

Perspectivas principales en la psicología moderna

Los primeros años de la psicología estuvieron marcados por la dominación de una sucesión de diferentes escuelas de pensamiento. Si alguna vez has tomado un curso de psicología en la escuela, probablemente recuerdes haber aprendido sobre estas diferentes escuelas que incluían el estructuralismo, el funcionalismo, el psicoanálisis, el conductismo y el humanismo. A medida que la psicología ha crecido, también lo ha hecho el número y la variedad de temas que los psicólogos investigan. Desde principios de la década de 1960, el campo de la psicología ha florecido y sigue creciendo a un ritmo rápido, al igual que la profundidad y amplitud de los temas estudiados por los psicólogos.

Hoy en día, pocos psicólogos identifican su perspectiva de acuerdo con una escuela particular de pensamiento. Si bien es posible que todavía encuentre algunos conductistas o psicoanalistas puros, la mayoría de los psicólogos en su lugar categorizan su trabajo de acuerdo con su área de especialidad y perspectiva.

Diferentes enfoques para el mismo tema

Cada tema de la psicología se puede ver de varias maneras diferentes. Por ejemplo, consideremos el tema de la agresión. Alguien que enfatiza una perspectiva biológica vería cómo el cerebro y el sistema nervioso impactan el comportamiento agresivo. Un profesional que enfatiza una perspectiva de comportamiento miraría cómo las variables ambientales refuerzan las acciones agresivas. Otro psicólogo que utiliza un enfoque intercultural podría considerar cómo las influencias culturales y sociales contribuyen a comportamientos agresivos o violentos.

Estas son siete de las principales perspectivas de la psicología moderna.

1. La Perspectiva Psicodinámica

La perspectiva psicodinámica se originó con el trabajo de Sigmund Freud. Esta visión de la psicología y el comportamiento humano enfatiza el papel de la mente inconsciente, las experiencias de la primera infancia y las relaciones interpersonales para explicar el comportamiento humano y tratar a las personas que sufren de enfermedades mentales.

El psicoanálisis se convirtió en una de las primeras fuerzas importantes dentro de la psicología gracias al trabajo y la influencia de Freud. Freud concibió la mente como compuesta por tres elementos clave: el id, el ego y el superego. La identificación es la parte de la psique que incluye todos los deseos primarios e inconscientes. El ego es el aspecto de la psique que debe lidiar con las demandas del mundo real. El superego es la última parte de la psique para desarrollar y tiene la tarea de manejar toda nuestra moral, estándares e ideales internalizados.

Si bien la perspectiva psicodinámica no es tan dominante hoy en día, sigue siendo una herramienta psicoterapéutica útil.

2. La perspectiva conductual

La psicología conductual es una perspectiva que se centra en los comportamientos aprendidos. El comportamiento difiere de muchas otras perspectivas porque en lugar de enfatizar los estados internos, se centra únicamente en comportamientos observables.

Este enfoque de la psicología se fundó en el trabajo de psicólogos como Edward Thorndike y John B. Watson. Mientras que esta escuela de pensamiento dominó la psicología a principios del siglo XX, comenzó a perder su dominio durante la década de 1950. Hoy en día, la perspectiva conductual sigue preocupada por cómo se aprenden y refuerzan los comportamientos. Los principios conductuales a menudo se aplican en entornos de salud mental, donde los terapeutas y consejeros utilizan estas técnicas para explicar y tratar una variedad de enfermedades.

3. La Perspectiva Cognitiva

Durante la década de 1960, una nueva perspectiva conocida como psicología cognitiva comenzó a afianzarse. Esta área de la psicología se centra en procesos mentales como la memoria, el pensamiento, la resolución de problemas, el lenguaje y la toma de decisiones.Influenciada por psicólogos como Jean Piaget y Albert Bandura, esta perspectiva ha crecido enormemente en las últimas décadas.

Los psicólogos cognitivos a menudo utilizan un modelo de procesamiento de información, comparando la mente humana con una computadora, para conceptualizar cómo se adquiere, procesa, almacena y utiliza la información.

4. La Perspectiva Biológica

El estudio de la fisiología jugó un papel importante en el desarrollo de la psicología como una ciencia separada. Hoy en día, esta perspectiva se conoce como psicología biológica. A veces conocido como biopsicología o psicología fisiológica, este punto de vista enfatiza las bases físicas y biológicas del comportamiento.

Los investigadores que toman una perspectiva biológica sobre la psicología podrían ver cómo la genética influye en diferentes comportamientos o cómo el daño a áreas específicas del cerebro influye en el comportamiento y la personalidad. Cosas como el sistema nervioso, la genética, el cerebro, el sistema inmunitario y los sistemas endocrinos son sólo algunos de los sujetos que interesan a los psicólogos biológicos.

Esta perspectiva ha crecido significativamente en las últimas décadas, especialmente con los avances en nuestra capacidad para explorar y entender el cerebro humano y el sistema nervioso. Herramientas como las exploraciones por resonancia magnética (RM) y la tomografía por emisión de positrones (PET) permiten a los investigadores examinar el cerebro en una variedad de condiciones. Los científicos ahora pueden ver los efectos del daño cerebral, las drogas y las enfermedades de maneras que simplemente no eran posibles en el pasado.

5. La perspectiva intercultural

La psicología intercultural es una perspectiva bastante nueva que ha crecido significativamente en los últimos veinte años. Psicólogos e investigadores en esta escuela de pensamiento analizan el comportamiento humano a través de diferentes culturas. Al examinar estas diferencias, podemos aprender más acerca de cómo la cultura influye en nuestro pensamiento y comportamiento.

Por ejemplo, los investigadores han analizado cómo los comportamientos sociales difieren en las culturas individualistas y colectivas. En las culturas individualistas, como los Estados Unidos, las personas tienden a esforzarse menos cuando forman parte de un grupo, un fenómeno conocido como pan social. En culturas colectivistas como China, sin embargo, las personas tienden a trabajar más duro cuando forman parte de un grupo.

6. La perspectiva evolutiva

La psicología evolutiva se centra en el estudio de cómo la evolución explica los procesos fisiológicos. Esta perspectiva sugiere que estos procesos mentales existen porque sirven a un propósito evolutivo: ayudan en la supervivencia y la reproducción.

7. La perspectiva humanista

Durante la década de 1950, surgió una escuela de pensamiento conocida como psicología humanista. Influenciada en gran medida por el trabajo de destacados humanistas como Carl Rogers y Abraham Maslow, esta perspectiva enfatiza el papel de la motivación en el pensamiento y el comportamiento.

Conceptos como la autorrealización son una parte esencial de esta perspectiva. Aquellos que toman la perspectiva humanista se centran en las formas en que los seres humanos son impulsados a crecer, cambiar y desarrollar su potencial personal. La psicología positiva, que se centra en ayudar a las personas a vivir vidas más felices y saludables, es un movimiento relativamente reciente en la psicología que tiene sus raíces en la perspectiva humanista.

Una palabra de Verywell

Hay muchas maneras diferentes de pensar en el pensamiento y el comportamiento humano. La variedad de perspectivas en la psicología moderna proporciona a los investigadores y estudiantes herramientas para abordar los problemas y les ayuda a encontrar nuevas maneras de explicar y predecir el comportamiento humano, lo que conduce al desarrollo de nuevos enfoques de tratamiento para los comportamientos problemáticos.