Saltar al contenido
Tecnicas de aprendizaje

La nicotina como droga inteligente

Nootropos por Janice Friedman

Aunque la ciencia ha estado durante mucho tiempo en una búsqueda para encontrar un potenciador cognitivo en forma de una píldora, la película Sin límites parecen despertar el interés en potenciadores cognitivos para todos los demás. En la película, el personaje de Bradley Cooper es un escritor en apuros que decide tomar una píldora, llamada NZT. La píldora inmediatamente dio la vuelta a su vida, ya que a partir de entonces es capaz de hablar varios idiomas y se convierte en un mercado de valores scion. Tristemente (o no), la realidad detrás de drogas inteligentes (también llamados nootropos) es mucho menos dramática. Tomemos por ejemplo, el uso de la nicotina como una droga inteligente.

La nicotina se yuxtapone tradicionalmente con el tabaco en las conversaciones. Por lo general, no se habla de nicotina sin mencionar los cigarrillos y los efectos negativos de los mismos. En los cigarrillos, la única función de la nicotina es actuar como reforzador cuando se combina con otros productos químicos que se encuentran en los cigarrillos. Sin la nicotina, la mayoría de los fumadores de tabaco no tendrían problemas para patear el hábito, o la ciencia teoriza. Pero más allá de sus supuestas propiedades adictivas, la nicotina por sí misma no alberga ninguna de las propiedades cancerígenas que se asocia con el tabaco ni causa ninguno de los otros numerosos problemas de salud asociados con el humo del cigarrillo.

La ciencia detrás de la nicotina como un potenciador cognitivo

En los últimos años, investigadores de Europa han publicado más de docenas de estudios que muestran que la administración de nicotina mejora la atención, la memoria de trabajo y el procesamiento cognitivo, al menos temporalmente.

La nicotina es sólo una sustancia combinada para alimentar la adicción, también es un estimulante y un relajante. La nicotina es un medicamento parasimpamenteconmático. Lo que hace es imitar el sistema nervioso parasimpático (PSNS), que controla nuestra respuesta de “descanso y digest” o “alimentación o raza”. Cuando la nicotina entra en el cuerpo, causa una liberación de glucosa del hígado y epinefrina (adrenalina) de una porción del cerebro llamada médula suprarrenal. La nicotina también imita la acción de la acetilcolina en los receptores de acetilcolina nicotínicos. Aceetylcholine es un neurotransmisor en el cerebro que ayuda en la liberación y disparo de las neuronas (células cerebrales).

Un estudio temprano realizado en 1992 demostró que la nicotina mejoró la atención en una amplia variedad de tareas, mejoró la memoria inmediata y a largo plazo, mejora la atención en pacientes con Alzheimer. Otro estudio en 2012 demostró que los agonistas del receptor de acetilcolina nicotínico (cuando la nicotina se une al receptor de la acetilcolina) puede facilitar el procesamiento sensorial, Estado de alerta, atención, aprendizaje, y la memoria.

La nicotina también tiene el potencial de mejorar la memoria prospectiva, que es la capacidad de realizar una acción planificada o intención en el momento adecuado. Ejemplos de recuerdos prospectivos son cosas como recordar devolver un DVD de Redbox a tiempo, recordar responder a un correo electrónico de su supervisor o recordar escribir en su diario antes de dormir.

Nicotina y dopamina

Entonces, ¿por qué todas estas mejoras en las funciones ejecutivas se ven con la nicotina? La razón podría ser que el neurotransmisor principal que mejora la nicotina es la dopamina, que es un químico cerebral responsable de la atención, comportamientos de búsqueda de recompensa, adicción, y el movimiento.

Un estudio muy temprano se hizo en la década de 1970 que mostró que el tabaquismo puede proteger contra la enfermedad de Parkinson. Sí, el hábito que daña esencialmente todos los órganos del cuerpo protege contra el Parkinson. Sin embargo, ha quedado claro que no es el cigarrillo el que protege contra el Parkinson, es la nicotina en el cigarrillo. Dopamina como se ha dicho anteriormente es responsable del movimiento en el cuerpo; aquellos con Parkinson tienen una deficiencia de dopamina. Cuando la nicotina se une al receptor de la acetilcolina, estimula la liberación de dopamina en el cerebro; y esto puede explicar la razón por la que la nicotina puede proporcionar protección contra trastornos neurológicos como el Parkinson.

Los casos típicos de TDAH involucran una serie de genes que afectan y deterioran a los transportadores de dopamina.Como se indicó anteriormente, la dopamina es responsable de modular la atención. Esta puede ser una razón por la que la nicotina puede ser vista como una posible opción de tratamiento para aquellos que tienen tDAH de tipo inatento. Un estudio publicado en 2009 examinó los efectos de la nicotina tanto en fumadores como en no fumadores diagnosticados con TDAH. El estudio mostró que la nicotina redujo los síntomas en un 9% y estados de ánimo negativos en un 9%, independientemente del estado de tabaquismo.

Nicotina y adicción

Es una creencia ampliamente sostenida que la nicotina es altamente adictiva, más que la cocaína. Sin embargo, los ensayos clínicos han tenido muchas dificultades para probar esta teoría. La nicotina, por sí misma, no ha demostrado ser adictiva. Un estudio publicado en 2007 en la revista Neurophamacology declaró que los demás ingredientes del cigarrillo son necesarios para combinar con la nicotina para que el estimulante se convierta en una sustancia adictiva. Sin embargo, la nicotina en sí misma no es del todo el reforzador que está hecho para ser por los medios de comunicación populares.

***

Algunos en la comunidad científica piensan que la nicotina es tan buena como la tenemos en términos de una “droga inteligente”. Jennifer Rusted, profesora de psicología de la Universidad de Sussex, dijo que “los efectos de mejora cognitiva de la nicotina en la población normal son más robustos de lo que se conseguiría con cualquier otro agente. Con Provigil, por ejemplo, la evidencia de beneficios cognitivos no es ni cerca tan fuerte como lo es para la nicotina.”

Dosis precisa para el rendimiento cognitivo óptimo sigue siendo la pregunta que los científicos todavía tienen que responder. El Dr. Paul Newhouse, director del Centro de Medicina Cognitiva del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, declaró que la cantidad óptima de nicotina puede mejorar la atención, la memoria y la velocidad de procesamiento; sin embargo, demasiada nicotina, como muchos otros estimulantes, puede ser un detrimento de la atención, la memoria y la velocidad de procesamiento. Así que si usted quiere comenzar a usar la nicotina como un potenciador cognitivo, lo mejor que puede hacer es salir y comprar un parche o goma de mascar y probar la dosis por sí mismo.

Janice Friedman