Saltar al contenido
Tecnicas de aprendizaje

Consejos para mejorar sus habilidades de hablar en público

Las habilidades de hablar en público son valiosas tanto en su vida personal como en su carrera. Incluso si usted no participa regularmente en hablar en público, el desarrollo de habilidades en esta área aumentará su confianza y reducirá la ansiedad acerca de situaciones en las que se le puede llamar a hablar en público.

Incluso aquellos que viven con trastorno de ansiedad social (SAD) pueden convertirse en hablantes de confianza, con desarrollo de habilidades y tratamiento para la ansiedad (como medicamentos o terapia cognitivo-conductual). A continuación se presentan algunas habilidades clave en manos de buenos oradores públicos. Una vez que tu ansiedad social sea manejable, trabaja en el desarrollo de estas habilidades para mejorar tu habilidad como presentador.

1. Presencia de etapa

Aparecen buenos oradores públicos

  • confiado
  • Amable
  • Entusiasta
  • Energético

La confianza viene de elegir un tema que te gusta e investigarlo bien.

La amabilidad se puede transmitir simplemente sonriendo a su audiencia.

El entusiasmo y la energía seguirán naturalmente cuando disfrutes de tu tema y estés bien preparado.

Si sientes que falta tu presencia en el escenario, mira los clips de los altavoces a los que admiras. Apunta a imitar su estilo. Entonces, “falso hasta que lo hagas.” En otras palabras, actúa con confianza hasta que te sientas seguro.

2. Control por voz

Tu voz es la herramienta más importante que usarás como orador público. Mejorar la calidad de su voz a través de la respiración diafragmática; respiración desde el diafragma en lugar del pecho. Así es como respiran los cantantes profesionales. Es lo que ayuda a hacer que sus voces suenen fabulosas y les permite mantener notas mucho después de que la mayoría de la gente se quedaría sin aliento.

Hacerlo también reduce los sentimientos de dificultad para respirar causados por la ansiedad del habla. Este tipo de respiración te permitirá controlar mejor los siguientes aspectos de tu voz:

  • Tono (calidad)
  • Tono (alto o bajo)
  • Volumen de tu voz

Un consejo rápido para implementar la respiración diafragmática es acostarse en el suelo y colocar una mano sobre el abdomen. Mientras respiras, trata de hacer que tu estómago se eleve. Cuenta hasta 10 mientras inhalas y llenas el estómago, luego cuenta hasta 10 de nuevo mientras exhalas. Trate de recordar respirar de su diafragma mientras habla en público.

3. Lenguaje corporal

Considere su lenguaje corporal y el mensaje que transmite.

  • Practica pararte con una postura erguida relajada.
  • Coloque las manos a los lados o entrelazadas delante de usted, a menos que esté haciendo un gesto para enfatizar un punto.
  • Tome en cuenta sus expresiones faciales también; deben coincidir con el mensaje que está entregando. Si estás dando un discurso optimista, trata de tener una mirada relajada y alegre en tu cara.

4. Entrega

Cuando se trata de hablar en público, la entrega lo es todo. Incluso si tienes una gran voz y un buen lenguaje corporal, tu mensaje se perderá si el público no puede seguir fácilmente lo que dices. A continuación se presentan algunos consejos para desarrollar buenas habilidades de entrega.

  • Habla despacio y deliberadamente. Aquí hay un consejo: probablemente parecerá demasiado lento para usted.
  • Haga una pausa entre ideas para dar a la audiencia tiempo para digerir lo que está diciendo.
  • Articula y pronuncia cuidadosamente tus palabras. Un orador público murmurando es difícil de entender.
  • Evitar el relleno suena como “Um” y “ah.” Resta de lo que estás diciendo y distrae a la audiencia.
  • Varia el tono y el volumen de tu voz para añadir interés. Hablar en monotono es una manera segura de perder el interés de sus oyentes. Escucha podcasts de oradores públicos optimistas y trata de imitar cómo hablan. Un buen ejemplo es Paula Pant del podcast Afford Anything.

5. Relaciones con el público

Los buenos oradores públicos están en sintonía con su público. Hablar en público es más que estar frente a un grupo y hablar.

  • Reconoce a tu audiencia de inmediato y comienza a hablar tan pronto como todos los ojos estén puestos en ti.

Esto ayuda a hacerte parecer más una persona “real” y mantiene un tono conversacional.

  • Si necesita configurar el equipo, converse con su audiencia al mismo tiempo para mantener su atención.
  • Haga contacto visual y observe la comunicación de la audiencia. Las sonrisas y la asinción son buenas; miradas inquietas o confusas pueden significar que usted necesita ajustar lo que está haciendo. Sin embargo, si vives con ansiedad social, ten cuidado de no enfocarte demasiado en caras negativas. Podría ser que están teniendo un mal día y sus expresiones faciales no tienen nada que ver con lo que estás diciendo. Una buena regla general es encontrar una cara amistosa al comienzo de su charla. Si esa persona parece estar confundida o aburrida, es cuando sabes que es hora de abordar los problemas con tu discurso en público.
  • Mensajes de inoculación

    Las investigaciones han demostrado que las estrategias de inoculación pueden ser útiles para ayudar a las personas a mantener la calma antes y durante la oración en público. ¿Qué es un mensaje de inoculación? En resumen, es un mensaje que te ayuda a interpretar tu miedo de manera diferente. El término “inoculación” se utiliza para indicar que es algo que se hace antes de hablar en público, para “inocular” de su miedo.

    Se presenta de esta manera:

    1. Se le dice que hablar frente a una audiencia puede causarle ansiedad. Esto es algo que le pasa a mucha gente.

    2. Se te presentan preocupaciones típicas que van junto con ese miedo, como que el público se aburrirá o se reirá de ti.

    3. Luego, sus preocupaciones son seguidas con puntos de refutación, tales como que sería raro que un público se riera, o que incluso si las cosas van mal, es probable que la audiencia simpatizar a usted.

    En cierto modo, esto es muy similar a lo que experimentaría durante la terapia cognitivo-conductual (TCC), aunque se está presentando en un formato informativo sin necesidad de asistir a ninguna sesión de terapia.

    ¿Cómo puedes hacer que esto funcione para ti? Dígase las mismas cosas antes de participar en hablar en público y vea si ayuda a reducir sus miedos.

    Dígase lo siguiente:

    1. La ansiedad de hablar en público es común.
    2. A la mayoría de la gente le preocupa que el público se aburra o que haga el ridículo.
    3. Incluso si lo peor sucediera, es más probable que el público sea comprensivo.

    Una palabra de Verywell

    El miedo a hablar en público es una experiencia normal. Sin embargo, si usted tiene ansiedad extrema mientras habla en público, usted puede sufrir de una forma específica de trastorno de ansiedad social. Es importante buscar ayuda de su médico o de un profesional de salud mental capacitado. Mientras que mejorar sus habilidades de hablar en público es útil, esto necesita ser basado en un marco sólido para superar su ansiedad social.

    20 consejos de hablar en público para ayudarle a convertirse en un mejor orador